«La paz en el mundo».

Hoy repasando prensa, una noticia trataba el tema de no sé que certamen de belleza y, enseguida, me ha venido a la cabeza la famosa y manida frase que los estereotipos atribuyen a algunas aspirantes a estos concursos cuando tienen que hacer pública una petición: «la paz el mundo».

Esto, que en ese contexto puede sonar algo frívolo y «rubiesco», en el fondo es un sentimiento noble. Comprobar la capacidad de destrucción que el ser humano tiene para con el ser humano es triste. La historia está llena de mini-historias de familias rotas por el dolor que causan las guerras; mini-historias que no son otra cosa que la historia vital personal y que forman parte de la herencia de sentimientos de cada familia.

Ojalá este bagaje sentimental no influyera en las decisiones que algunos toman en contra de otros y que, estas, se tomarán desde la simple objetividad por el simple bien de todo ser humano.

Memorial a las víctimas de la guerra civil y la posguerra del cementerio de Torrero de Zaragoza

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s